Restaurantes románticos en Mallorca


¿has pensado alguna vez en cómo disfrutar de una cena romántica en mallorca?

Cenar en Valldemossa es una oportunidad que no puedes dejar pasar si lo que quieres es celebrar el amor bajo la Tramontana. La naturaleza y el cielo que envuelven Can Costa hacen que este lugar sea uno de los mejores restaurantes románticos en Mallorca. Este bonito pueblo situado en el corazón de la sierra, tiene muchas historias por contar y crear. Y aunque ya te hemos deleitado con algunas de ellas, la que hoy te contamos es aún más especial…

Stephen King decía que «el amor es lo que mueve el mundo. Es la única cosa que permite a los hombres y mujeres seguir en pie en un mundo donde la gravedad siempre parece estar queriendo derribarlos, llevarlos hacia abajo, hacerles arrastrarse.»  Y es por eso, que en Can Costa nos encanta poder celebrarlo contigo. Y es que, para nosotros, el amor no tiene lugar, sino compañía. Así que quédate con nosotros, porque hoy te contaremos por qué Can Costa debería estar en tu lista de  restaurantes románticos en Mallorca.

Hace unas semanas ya te contamos cómo hubiera sido la cita perfecta entre Frédéric Chopin y George Sand si se hubieran conocido en este bonito lugar. Acompañados de platos típicos mallorquines, una buena carne a la brasa y con buen vino que Jose, nuestro sumiller, hubiera escogido específicamente para maridar esa romántica cena en el corazón de Valldemossa.

Algo así sucedió con la historia de Antonia y Jose, los actuales gerentes de Can Costa Valldemossa. El mundo de la hostelería y la restauración les unió hace ya muchos años en uno de los más emblemáticos hoteles de Valldemossa, su pueblo natal. Una historia que parecía ser imposible, pues sus caminos aún no se habían cruzado, hasta que algo hizo «click». Y surgió la magia. La lanza de la diosa Atenea. Una historia digna de ser contada. De dos jóvenes que decidieron emprender un viaje de amor que culminó con dos hermosas niñas y que ahora, han querido compartir con todos aquellos que visitan su restaurante.

Un amor que se ve reflejado en el esfuerzo por llevar este proyecto hacia adelante; que desprenden por la comida mallorquina; y que tiene su auge con el trato con todos sus clientes. Todo ello, crea la magia y hace que Can Costa sea uno de los restaurantes más idóneos para celebrar una cena de lo más romántica en Mallorca.

Y es que, como en el amor, en Can Costa todo empieza por la atracción. Un buen día, hay algo que te crea curiosidad, que te lleva a querer conocer nuestro restaurante: alguien te lo presenta, te cuenta su experiencia en él, lo ves a través de las redes, en la prensa… Y de repente, sientes un deseo de querer saber más sobre este mágico lugar, de probar sus platos y sentirlos en tu paladar, experimentarlo con tus propias manos. Y suceden cambios en tu cuerpo al oír hablar de él: incrementa tu ritmo cardíaco, se te dilatan las pupilas y experimentas esa química inexplicable. Ahí es cuando te das cuenta de que algo está empezando…

De repente, las noches sin dormir pensando en este mágico lugar hacen que decidas pasar a la acción. Llega el momento de la cita. Coges tu teléfono y te armas de coraje y valentía para dar el primer paso. Decides llamar para reservar: «a las 21:00h en Can Costa, mesa para dos».

Llegó el día. Los nervios recorren tu cuerpo, te vistes con tus mejores galas y repasas en tu cabeza todo aquello que puede suceder, que puedes decir, que puede salir mal… Te apoyas en tu mejor compañía, esa que no te dejará nunca, para que te acompañe en este inolvidable momento. Está a punto de empezar tu velada perfecta en uno de los restaurantes más románticos de Mallorca. Sin darte cuenta, un verde y bonito camino en coche de 15 minutos te adentra hacia el corazón de la Tramontana hasta Can Costa. No hay tiempo para arrepentirse, esta cena bajo las luces y las estrellas está siendo inmejorable. De repente, los primeros platos llegan a tu mesa, amor a primera vista, un flechazo. En ese momento sientes orgullo, tu valentía te ha llevado hasta aquí. Todo el mundo es feliz y sonríe en sus mesas: hay quiénes recién acaban de recibir sus entrantes bajo las estrellas de la Tramontana; unos niños juegan al escondite por su terraza; otros han decidido tomar una copa de vino cerca de la música en directo; y algunos simplemente están disfrutando de su cena cerca del molino de aceite. Y tú no puedes ser más feliz, porque acabas de descubrir tu lugar favorito. Tras una botella de vino y una tarta de queso, la estrella de Can Costa, se despierta en ti un sentimiento que te lleva al enamoramiento total.

Desde entonces sabes que el viaje sólo acaba de empezar. Has recorrido todas y cada una de las esquinas de este bonito restaurante: el antiguo molino de aceite, la decoración tradicional que duerme en sus paredes centenarias, sus salas privadas, la terraza iluminada por la luna de esta noche de verano… Y de camino a casa, te invade un sabor agridulce. Una lucha interior entre el amor y la pena. Ya no sabes cuándo vas a volver -ojalá experimentar esto cada día-, pero no puedes dejar de pensar en esa carne a la brasa, en el pulpo, ni en el vino que ha maridado una de tus mejores noches. Por no decir, la noche más romántica que has vivido en Mallorca.

Y ahí es cuando te das cuenta, ha empezado una historia de amor real. De amor por Can Costa, por su comida, por su gente y sus vinos y, sobre todo, por el entorno que le rodea. ¿Cuántas historias de amor habrán pasado por este restaurante de Valldemossa? Si nuestras paredes hablaran…

Es por eso que Antonia y Jose siguen celebrando este bonito sentimiento cada día. Porque el amor se celebra en Can Costa y aún nos quedan muchas historias por conocer, contar y crear. Es más, quizás la próxima la protagonices tú… Porque lo que empieza con amor, con amor acabará.

Así que, te invitamos a disfrutar de tu cena romántica en este bonito restaurante de Mallorca.

Sólo tienes que armarte de coraje para esa primera cita, llamarnos o enviar un WhatsApp a nuestro teléfono 971 612 263.

 

¿Listx para tu historia de amor en Can Costa?